Ensayo (2° parte.) Socialismo versus Estado Social Latinoamericano

Publicado en por elestadosocial

Los debates entre los socialistas clásicos.

 

Poco después aparece la teoría marxista que desde una teoría crítica del capitalismo, desarrolla una propuesta política: el socialismo científico. Karl Marx postula en su obra "El Capital" la diferenciación entre «valor de uso» y «valor de cambio» de una mercancía y la definición de plusvalía, siendo éstas sus mayores contribuciones a la economía política; no obstante, los economistas modernos no utilizan estos conceptos del mismo modo que lo hacen los seguidores de la escuela marxista del pensamiento económico.

 

Entre los socialistas hubo una temprana división entre marxistas y anarquistas. El marxismo como teoría recibió muchas interpretaciones, algunas de ellas constituirán durante muchas décadas la base ideológica de la mayoría de partidos socialistas europeos. Más tarde, a raíz de la Revolución rusa y de la interpretación que le dio Lenin, el marxismo-leninismo se convertiría en el ideario de los partidos comunistas, agrupados bajo la III Internacional.

 

La teoría marxista se construye en debate con el anarquismo. El anarquismo se podría inscribir dentro de los debates tempranos del socialismo, que como ideal busca que las personas decidan sobre sus vidas directamente. Propugna la abolición del Estado y de toda autoridad.

                

Es la corriente con un trasfondo de respeto y valoración al sujeto o individuo, y que considera a la libertad como el camino y el objetivo del socialismo y que propone la horizontalidad en las asociaciones humanas voluntarias, la autonomía local junto con la auto organización de los movimientos sociales frente a las instituciones del Estado y a las multinacionales y monopolios propios del capitalismo.

 

La meta del socialismo libertario es construir una sociedad basada en las libertades civiles, la equidad social, la iniciativa personal, la cooperación moral de un individuo, eliminando las clases sociales estratificadas, promoviendo estructuras políticas y económicas autogestionarias, descentralizadas o distribuidas.

 

Postura del Estado Social ante el debate socialista o comunista.

 

Debates en el Estado Social, sobre las muy acaloradas contradicciones de los teóricos y tendencias de izquierda socialista y comunistas, hacen que el marasmo de  utópicas intenciones en una mejor sociedad se aleje cada día más de lo realizable, mensurable y del fin mismo de estos teóricos y de los ciudadanos creyentes en estas vías logren consolidar el bienestar personal, familiar y social.

 

En otro orden de ideas, el valor del uso, de cambio y la plusvalía para la teoría, se consideran parte de un asunto histórico, que mas que, traer beneficio a las realidades, presentan un cumulo de emociones personales que se traducen tal cual como cada uno de los teóricos socialistas o comunistas se sientan en el momento de rebatirlas o defenderlas. Subjetivas y poco claros en su sentido y valor, ante la posmodernidad social, del ciudadano y sus familias, carecen del valor que estos le dan.

 

Por otro lado el impuso marxista del anarquismo, sella con mejoradas formas la incapacidad de resolver los teoremas de la izquierda ortodoxa, la propuesta de la abolición de toda forma de Estado y de toda autoridad representa la reingeniería más absurda que pudiese plantearse en esta época cuyo existencia radica en la búsqueda del conocimiento, la equidad, las oportunidades, la paz, entre otras a nivel de sociedad latinoamericana y mundial.

 

El logro y resultado de la globalización en nuestros días, dejan las históricas, discusiones ideológicas que carecieron de espíritu y cimientos autorrenovables, por basarse en marcos jurídicos legales, presunciones humanísticas, criticas irreales como formas cambiantes y mensurables, en sus formas reales de aplicación.

 

 

Continuacion 3° parte...

Etiquetado en EL ESTADO SOCIAL

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post